geotecniafacil.com

Tipos de entibaciones en excavaciones de zanjas

Tipos de entibaciones en excavaciones de zanjas

Los entibados o sistemas de entibación son necesarios en áreas donde existe riesgo de desprendimientos de las excavaciones y por tanto ponen en peligro a los operarios que puedan trabajar en su interior o que puedan afectar a construcciones o vías de comunicación próxima. Por tanto, para evitar riesgos en las excavaciones de zanjas usualmente se utilizan sistemas de entibación. Habitualmente son necesarios con el terreno no presenta una consistencia o cohesión suficiente como es el caso de los rellenos antrópicos o arenas, el nivel freático está muy alto o hay grandes cargas próximas como puede ser el tráfico o edificios colindantes.

Fuente: www.iguazuri.com

Las entibaciones pueden definirse como un tipo de estructura de contención provisional normalmente empleada en la estabilización de zanjas temporales. Pueden ser entibaciones de madera aunque están desuso, salvo en zonas de muchas conducciones, o metálicas. Éstas últimas suelen ser reutilizables y presentan una ejecución más rápida por lo que se abaratan los costes. Además reducen el número de componentes y presentan una mayor superficie de entibación. Pueden distinguirse varios tipos de entibaciones:

Entibación ligera

Entibación semicuajada

Entibación cuajada

La utilización de una u otra dependerá de los empujes del terreno, altura de excavación, presencia del nivel freático, cargas en cabecera, etc.

No obstante y como se ha comentado anteriormente las entibaciones en madera prácticamente han desaparecido por lo que las entibaciones pueden distinguirse en dos tipos: cajones de entibación y planchas o guías deslizantes.

Habitualmente los cajones de entibación se emplean hasta profundidades de 4 m mientras que las planchas o guías deslizantes se utilizan a partir de esa profundidad.

Cajones de entibación

Los cajones de entibación presentan la particularidad de que se montan en el exterior de la zanja y se introducen en el interior de la zanja durante la excavación mediante hinca o inmediatamente después de la excavación. Son habituales hasta profundidades de 4 m. A partir de esa profundidad pueden presentar problemas en su extracción debido a los empujes del terreno además de que las excavadoras más comunes trabajan cómodamente hasta esa profundidad. Profundidades superiores requieren maquinaria más potente o brazos extensibles.

Planchas o guías deslizantes

A diferencia de los cajones de entibación, las planchas deslizantes presentan la particularidad de que se extraen más fácilmente debido a un menor rozamiento puesto que la geometría del conjunto no varía y que cada componente se desliza manteniéndose paralelos.

Suscríbete al blog por email

 

Estarás al día de las novedades de la web y recibirás:

      ⇒ Fichas estaciones geomecánicas

      ⇒ Fichas inventario de taludes

      ⇒ Plantilla medidor ángulos y fisuras

      ⇒ Boletín semanal con los nuevos posts

100% libre de SPAM

Deja un comentario